La protección pasiva contra el fuego en edificios tiene muchos matices a tener en cuenta. Uno de los que más importantes es la correcta construcción y/o protección de conductos de ventilación y extracción de humos resistentes al fuego.

A fin de aumentar y asegurar al máximo la protección contra el fuego, hay que evitar la propagación del mismo a través del sistema de aire acondicionado.

El humo en los incendios es una de las principales causas por las que las personas mueren o sufren graves lesiones.

Si el sistema de aire acondicionado no está adecuadamente protegido, las llamas y sobre todo el humo se propagarán en poco tiempo por el edificio.

Una buena protección es fundamental, por eso nosotros vendemos y certificamos materiales que cumplen las estrictas normativas actuales.

Lo más habitual suele ser la construcción de conductos de ventilación, tanto horizontales como verticales, con placas ignífugas tipo Pormat L500 ó las recién disponibles en stock Promat AD (más económicas que la L500), placas con una alta resistencia al fuego y con posibilidad de conseguir desde un EI-90 hasta un EI-180.

Conducto ventilación horizontal EI120

Conductos múltiples de ventilacion EI120
Si quieres más información contacta con nosotros o en nuestra página web Escayolas Bedmar – Promat